Tuesday, March 03, 2009

...Y COMIERO LOMBRICES

No obstante, se creían felices.

5 comments:

Melanconoia said...

¡Genial!, yo me permito dedicar este post a esa ralea de seudofelices que, en realidad, no dejan de masticar lombrices.
A otro perro con ese hueso.

Anikin said...

Cada día tiras más por la prosa surrealista, Mario... y lo acojonante es que es real, y que me gusta mucho mucho.
Un beso

mario said...

Vaya, muchas gracias. Otro beso.

Miñoca ceibe said...

Jajaja, me ha encantado esta!!!
Coincido con Anikin en lo acojonante de su realidad!!!

Aki te dejo otra con una gallego-pincelada.

"Y como vidas hay pocas,
se contentaron comiendo miñocas"
Miñoca= Lombriz en gallego

Miñoca ceibe said...

Jajaja, me ha encantado esta!!!
Coincido con Anikin en lo acojonante de su realidad!!!

Aki te dejo otra con una gallego-pincelada.

"Y como vidas hay pocas,
se contentaron comiendo miñocas"
Miñoca= Lombriz en gallego