Thursday, June 14, 2007

NUNCA ME HAS GUSTADO

De tarde en tarde, uno se encuentra con obras que parecen hablarle a uno en primera persona. Naturalmente, el espejismo se desvanece cuando compruebas que a otros les sucede lo mismo y es el momento de erigir a su autor en genio.

Pasé por alto a Chester Brown cuando editorial La Cúpula público los dos volúmenes de El Playboy. Su estilo me resultaba demasiado elemental. Tiempo después, un amigo me recomendó su lectura y flipé: Brown conseguía encontrarle ternura a un tema tan prosaico como la masturbación. Entendí entonces que la narrativa de Brown es elemental adrede: prescinde de cualquier artificio que no sea indispensable para su narración.

Publica ahora una crónica de sus años mozos bajo el título Nunca Me Has Gustado (Astiberri). Y resulta muy difícil no conmoverse con ese adolescente retraído que se debate entre quién quiere y quién le quiere. Un tebeo plagado de silencios y en el que, como en el cine de Eric Rohmer, parece que nada sucede. Sin embargo, y a diferencia de las toneladas de teleseries que nos invaden, en este cómic los personajes evolucionan en medio de la ausencia de acción. Al terminar de leerlo tienes la sensación de que aunque nada se ha resuelto, todo concluye y has sido testigo del trayecto que separa la infancia de la madurez.

En mi retina quedarán, para la posteridad, secuencias como las cuatro viñetas en que el protagonista fantasea con su suicidio. No se puede expresar más con menos medios.

3 comments:

Patrice said...

No lo he leido, pero, ¿puede que sea un poco lo que pasa con Kureishi?

No sé si lo has leido, pero me ha parecido que me lo estabas describiendo...

Qué cosas eh...

Franziska said...

Teniendo en cuenta que el autor dice de su blog que éste es un manual de tonterías, quizá, yo esté autorizada también a soltar las mías y por eso lo digo antes porque ya empiezo a suponer que esto es lo que va a parecer mi pequeño comentario.
¿Qué puede haber tan triste en la vida de un joven que le haga fantasear con la idea de la muerte? Pensar que alguien muy especial para él, le ignora o le desprecia o simplemente no lo quiere.
Dicha la tontería, me retiro a mis feudos a engendrar otras para publicar. Adiós.

tu hermano said...

ya me lo pasarassss je je