Thursday, June 28, 2007

SO TIRED

Cada mañana, al fichar en el despacho, Roger se interrogaba acerca de su agotamiento crónico. No habían litros de café suficientes para mantenerle despierto frente a las hojas de cálculo. Hasta que, una noche, sorprendió al cabrón de su subconsciente haciendo horas extras en un Seven Eleven del barrio de Morfeo.

11 comments:

pacoalczr said...

el típico subconsciente inconsciente...

Patrice said...

Si es que no se les puede dejar solos...

miss lisbon said...

Eso es tan típico de los subconscientes, yo conozco uno que se empezó a alegrar por un curro nuevo!!!jajaja, si es que a veces es para darles y no parar.

TU HERMANO! said...

ROBER ERA UN GAMBITERO!!! QUE SE IBA DE FARRA Y LUEGO NI SE ACORDABA...

Raquel Márquez said...

Jeje, eso debe ser lo que hace el mío, por eso me levanto con las mandíbulas apretás. ¿Cómo le convences para que se vaya a la playita mientras duermes? Si el imbécil no va a cobrar nunca por todo ese curro, grr.

Anonymous said...

Comparto con Raquel lo de las mandíbulas. De hecho, mi dentista me dijo hace bien poco el nombre de la ´enfermedad´ que sufro. Nombre que ya he olvidado, cómo no.

No entiendo cómo mi subconsciente no comparte mi jipismo. Puto yuppie.

Cláudia

Raquel Márquez said...

Aprovecho para comentar que la enfermedad esa de apretar las mandíbulas en plan malo de película pero así porque sí, se llama bruxismo. Yo me enteré hace poco y me encantó la palabra. Bruxistas, es lo que somos, "yo paso del marxismo y del fascismo, soy más del bruxismo".

moraliaminima said...

vaya, yo soy Roger muchos días de mi vida!....

David said...

el tuyo al menos trabaja, al mio le da por pegarse con todo ser que se cruza por su camino onírico...

está claro, las dos bruxas que tenemos aquí...

mario said...

ja ja ja... yo soy bruxista de toda la vida y de la rama dura ¡Qué nos están haciendo, por dios!

Anonymous said...

Buen comienzo