Sunday, December 06, 2009

MOURIR POUR DES IDÉES

Este señor es otra de mis obsesiones. Al igual que Baroja (permítanme la desfachatez) me dejo llevar antes por una melodía verbenera que por la sinfónica al completo. Y Brassens era un genio de la melodía.

La estrofa: "morir por las ideas, de acuerdo, pero de muerte lenta" le costó a Brassens una refriega con el partido comunista, siempre tan escaso de sentido del humor.

Otra muestra de cinismo:

En el aeropuerto de Lanzarote hay una mujer saharaui muriendo de hambre por voluntad propia. No tengo tiempo para indagar en sus causas pero me resulta cansino el circo que han montado a su alrededor. Algunos de sus incondicionales apoyos han tenido que regresar en vuelo urgente para defender sus royalties: Los derechos de autor anclados a un soporte. Internet vino a certificar lo que muchos ya intuiamos: El soporte ha muerto, larga vida al arte. Y a las ideas.

1 comment:

手機 said...
This comment has been removed by a blog administrator.