Thursday, March 29, 2007

HOMENAJE A JOSÉ LUIS ALVITE

Me dices que visto cara de cadáver, que mis ojeras están a punto de aterrizar en mis zapatos y que gasto peor ánimo que un púgil sobornado antes de escuchar el “gong”. Me cuentas que, en los últimos tiempos, mis amigos sólo van a visitarme cuando saben que no estoy en casa, que de mis muebles apenas queda la carcoma y que mi mujer ya no se acuerda de mí, salvo cuando tiene que acostarse con algún acreedor. De mis hijos no dices nada: sabes que murieron antes de nacer, estrellados contra una pared de látex.

Y es que, muchacho, lo admito: estoy pasando una mala racha. Una de esas épocas en las que lo más que esperas de un domingo soleado es que no te calcine la calavera. Corren tiempos oscuros. Y es que, maldita sea, cuando sientes en tu nuca el aliento de la muerte asusta más que el del sodomita más lascivo.

Mientras, paso el trago acodado en la barra del Savoy, entre trago y trago. Escoltado por mujeres con el carmín corrido y las esperanzas vendidas al peor postor y hombres de espaldas rendidas y almas del nueve largo.

5 comments:

Anonymous said...

Me encanta lo que y cómo escribes.

Cláudia

David said...

Genial. Cuántas mañanas Alvite ha puesto una sonrisa de esparto en mi boca, como si recibiera el abrazo de un oso muerto. Grande, grande.

"Llevaba treinta años
buscando escaleras abajo el cielo y no caía en la cuenta de que estaba volando a ciegas en la funda de un paraguas. Alguien me dijo que la vida es algo más que cambiar de boca la saliva. A veces olía como si me hubiesen lavado la ropa con sudor. Una mañana me fui al psiquiatra y el psiquiatra me dijo que había opciones mejores que sentarme en la calle esperando a que el viento cambiase de acera los portales."

Raquel Márquez said...

Pero el texto es tuyo, ¿verdad? Me gusta mucho.

Por cierto, ¿tú sabes lo que yo te quiero, verdad? Campeón tú. :-)

mario said...

Sí, el texto es mío, a imitación del estilo del maestro Alvite

burbano said...

Hola

Pues enhorabuena por el texto. También tenía alguna duda de si era tuyo. Me ha gustado mucho.

Un beso