Thursday, September 04, 2008

EL IDIOTA

La mayor parte de la gente que juzgamos mala, no lo es: son sencillamente idiotas. No existe animal más dañino que un tonto que se cree listo.

6 comments:

contraportada said...

¿Y lo divertido que puede llegar a ser este género cuando consigues distanciarte lo suficiente? ¿y el juego que dan?

Melanconoia said...

Uf, no estoy muy de acuerdo con contraportada. Un imbécil que se piensa listo es peligroso porque su estupidez le impide practicar la mesura, que es la verdadera esencia del mal.
Un daño lento, continuado y medido es mucho más poderoso que un disparo en mitad de la nuca.
Para mi un imbécil que se las da solo tiene dos ventajas:

1.- Que se le ve venir.
2.- Que hay muchos y ocupan su tiempo entre ellos de un modo admirable.

Anikin said...

Dame más malos y menos tontos, que los malos son menos peligrosos a la larga.
Saludos

David said...

Dame pan y llámame tonto!!

Franziska said...

Ha llegado el momento de reconocer públicamente que soy idiota. Si no fuera así, como me empeñaría, a mi edad, en continuar aprendiendo cualquier cosa: informática, sin ir más lejos. Que tiene para mí un lenguaje endiablado cuyo significado se me escapa, casi siempre. Y no digamos nada de la música de "última hornada" de la que entiendo menos que de informática...

Perdona, Mario, la ocasión de haberme callado que acabo de desperdiciar pero no he podido remediarlo porque la palabra idiota me ha subyugado, me gusta esta palabra. Creo que tendré que
dedicarle un poema.

Franziska said...

Querido Mario, tu aportación a la historia de "Eleazar" no sólo era una posibilidad sino que, además, estaba redactada y lista para "copiar y pegar". Te felicito por tu imaginación y por lo bien que te mueves en ese terreno de la literatura de ficción.

Se trataba de un cuento que yo había escrito hace algún tiempo pero no tenía nada claro cuales habían sido las causas que le habrían podido llevar a esa situación de abandono. Es curioso comprobar que a ninguno de vosotros se le ha ocurrido la trama que yo ideé y que yo no he acabado de aceptar, eso me hizo pedir ayuda.

Hace mucho tiempo que tuve claro que el cuentecillo era muy largo puesto que esa historia no había hecho nada más que empezar. Las entradas muy largas no son adecuadas para una lectura de blogueros: que hemos de leer muchos blogs diariamente.

Tendré, pues, que aprender a diseñar páginas web. Creo que esto me llevará tiempo, si es que lo consigo.

Como consecuencia de un cambio en la dirección de mi correo, tengo dificultades para seguir publicando en "Humor, sociedad y poesía" y en "El juego de la palabra dada".

Desde hace unos días he reiniciado con este nuevo blog:

http://eljuegodelapalabradada-segundo.blogspot.com

en donde ya se me puede encontrar con mis jueguecitos de las palabras. Volveré por tu blog pues ya estoy echando de menos tus lúcidos y variados comentarios.

Un abrazo.

11 de septiembre de 2008 11:49