Wednesday, October 08, 2008

HÄNZEL

Hänzel, inspiró aire.

- 1,2,3... ¡vamos, joder, que se aproxima un depredador!- Al pobre Hänzel, el camaleón, cada día le costaba más cambiar de color.

4 comments:

Raquel Márquez said...

Tú hablas de depredadores y yo de enemigos, la cosa es parapetarse tú y yo... Por relacionarlo de alguna manera... ¡déjame que haga mis macroteorías!

:D

Anikin said...

Si es que a veces no apetece andar cambiando de color todo el rato... a veces simplemente nos gustaría quedarnos con el que nos sentimos bien...
Besos

mario said...

hablo de depredadores y de clientes je je je.

Gretel said...

Es que el camaleón sólo tenía registrados ciertos colores en su dermis cambiante, pero cuando está entre pinos y abetos... a ver quién consigue ese verde hierba!!!