Thursday, October 23, 2008

SUPERSTICIÓN

Johan era muy supersticioso. Tanto que murió arrollado por un autobús mientras trataba de evitar a un gato negro.

4 comments:

Melanconoia said...

¡Coño, con don Johan!, nadie le podrá reprochar jamás su integridad total y absoluta.
Fiel a sus principios, si señor.

Melanconoia said...

Por cierto, como dato curioso, al vigía que no vio a tiempo el iceberg del Titanic (al que sobrevivió, claro), le negaron trabajo en cualquier barco por pura superstición, el tipo terminó mendigando, alcoholizado por la calles de Londres y acabó reventándose la cabeza de un tiro.

miss 13 said...

Uhm... Y yo con los dedos mientras leía!!!

miss 13 said...

Dedos cruzados... si es que vamos tan rápido ...!!!