Saturday, April 21, 2007

EL ENTERRADOR

Con cada palada que arrojaba sobre el ataúd, al enterrador se le escapaba una lágrima por las oportunidades perdidas.

3 comments:

burbano said...

A lo hecho pecho. Hay que estar muy atento para no dejar pasar las oportunidades, o la oportunidad de tu vida.

tu hermano said...

me siento un poco identificado, pardiez!

miss lisbon said...

Cierto es, hay que estar mu atento a las oportunidades, aunque no desde todas las "vistas" oportunan igual. Puff, que denso!!!