Wednesday, April 25, 2007

RESPONSABILIDADES

Hoy toca hablar de Economía, pero no se asusten que, como es habitual, no es sino una excusa para tratar otro asunto.

Resulta que un buen número de ciudadanos, sin especiales conocimientos numismáticos, deciden un buen día que el mejor modo de emplear sus ahorros es invertirlos en estampitas. Y les han metido el timo de la idem. Al ver sus arcas vacías por culpa de unos desaprensivos, se empeñan en que el Estado debe sufragar su torpe codicia. Petición semejante a la de si todos los bingueros se aliaran para que el resto les subvencionáramos su ludopatía. El gobierno actúa, por una vez, con sensatez y contesta aquello de “si no sabes torear pa´que te metes”. Pero, como ya huele a elecciones, la oposición promete pagarles y entonces, el gobierno: “pues yo más”. Total, que los ciudadanos que no invertimos nuestro dinero en sellos, bien porque no lo teníamos, bien porque no creemos en la especulación, bien porque la tostada olía a quemado desde lejos, acabaremos pagando la codicia de los otros. Ante hechos así, me parecen justificados los llamamientos a la insumisión fiscal al estilo de Thoreau.

Me resulta curiosa la naturalidad con que se nos presentan a diario sucesos tan delirantes. ¿Por qué todo quisque se cree con derecho a exigir al Estado que le arregle sus goteras? La explicación es que en su estrategia de control del individuo, el Estado ha terminado por arrogarse la responsabilidad sobre su vida, propiciando el viaje del ciudadano desde el ser social al ser dependiente, irresponsable o sencillamente, imbécil. Al paso que vamos, acabaremos reclamando al juez de paz las culpas de nuestros fracasos maritales.

5 comments:

Óscar said...

Fíjate que, yo, casi lo veo normal.
El Estado ejerce de padre, pues a papá a llorarle.
Así de sencillo.
Y de casposo, si.

Patrice said...

También es verdad que mola mucho echarle la culpa a otro.

tu hermano said...

y os metiais conmigo cuando me enfade por que el estado iba a pagar la pifia de AIR MADRID

saludos

mañana de conciertoooooUuuuu!!!

Miguel B. Núñez said...

La relación estado-ciudadanos es de lo más masoquista... y aún así, ahí andamos!

miss lisbon said...

Que jetta!!!!