Friday, September 21, 2007

CENA PARA DOS

Fieles a su costumbre, el señor Masdeu y su esposa buscaron un buen restaurante, encargaron los más exquisitos manjares, el mejor de sus caldos y un delicioso postre; con el fin de poder hablar de algo durante la cena.

8 comments:

Raquel Márquez said...

Yo soy más positiva, elijo cualquier bareto y para tener tema de conversación me meto con mis conocidos, jaja.

Me gusta muuucho tu blog.

Franziska said...

Triste y todo pero poca conversación y buen alpiste, entre algunos matrimonios, es lo mejor que existe.

Hay una alemana cuyo nombre siento no recordar, que quiere proponer una ley de "matrimonios a plazos". Primer plazo, siete años -asegura que más allá de los siete años ya no hay amor entre las parejas y esta propuesta tiene el fin de evitar engorrosos trámites de separación y divorcio. ¡Cómo se han puesto las gentes de su partido pues parece que la protagonista hace ya treinta años que milita en la derecha!

miss lisbon said...

Yo todavía me estoy riendo con METEREOLOGÍA, pero esta entrada también me ha encantado.

Yo como cuando me pido algo sólo tengo ojos para mi suculento majar no es que hable mucho ..jajaja, pero lo de los Masdeu es otra cosa.
Ahy!!! cuando Masdeu hay por ahí !!!

PD: Besos de parte de El Señor de las Cumbres.

miss lisbon said...

mmmmmm... se me coló una h por ahí ...

Burbano said...

Más de una vez he estado con mi partenaire en un restaurante dale que te dale al pico, y de repente nos hemos percatado que la pareja de la mesa de al lado lleva rato y rato sin hablar, mirando a las musarañas y dedicándose de vez en cuando unos monosílabos insípidos. Y nos hemos preguntado: "¿Te has dado cuenta de que la pareja de al lado lleva la tira sin dirigirse la palabra?¿Cómo puede ser?". Y no era gente muy mayor...

La Chirvi said...

Es como la película esa de la actriz que ahora no me acuerdo cómo se llamaba y que tenía una hermana que también era actriz, "Dos en la carretera", cuando dice:
—¿Qué clase de personas son las que se pasan horas sin tener nada que decirse?
—Los matrimonios.

Patrice said...

Y tampoco es que sea poco común lo de los Masdeu! Sin ir más lejos, el domingo pasado estaba comiendo con mis padres en una taberna y había, para más inri, ¡una familia! que constaba de marido y mujer, abuela e hija, que no dijeron pío en todo el tiempo que duró la comida!

Cigarra said...

A veces se miran de una manera que uno piensa: "mejor que no se hablen, porque ¡para lo que se iban a decir!".