Tuesday, May 22, 2007

ERECCIONES

Esta semana todo el mundo anda dándome la turra con la importancia de votar para certificar la grandeza de la democracia. Pero ¿acaso decidir entre lo malo y lo peor no es devaluar su presunta grandeza?

9 comments:

Miguel B. Núñez said...

nosotros hemos puesto en la nevera una propaganda de la Espe que no tiene precio... ella con la pala plantando árboles!

mario said...

Ya sabes, Miguel, que en esta vida si no tienes un hijo, plantas un árbol y ganas unas autonómicas no eres nadie.

¿Y os habeis fijado que Gallardón, en los promocionales, si le pones unas orejas de elfo es clavadito a Gizmo el de los Gremlins?

Fizz said...

Los democratas son unos pesados.

tu hermano said...

VOTA A FRAGA! antes de que lo asesinen en una terraza!

XD

pacoalczr said...

Todo este mogollón vale la pena sólo por los espacios gratuítos de propaganda electoral en la tele. Hay que ver los de partidos infrarepresentativos que echan en horario chungo. Hoy he visto uno del Partido Humanista con la música de "Corrupción de Miami". La política puede ser arte, joder!

miss lisbon said...

Pues yo que he estado estos días en Bergondo (A Coruña), me he dado cuenta que la oferta votativa es mucho más rica en los pequeños pueblos que aqui en la gran urbe. Lástima que no me haya podido hacer con uno de los carteles electorales de "Veciños de Bergondo".
Un montón de caras para mi desconocidas pero que seguramente en muchos casos son ..el del bar, la que su marido tiene un taller, el chico que estudió en la misma clase que tu hijo.... en fin, mucho más apetecible para acudir a las urnas.

contraportada.wordpress.com said...

Pues sí, en los pueblos peques la cosa roza el surrealismo...

Yo este año estoy sorprendida porque es la primera vez que se me olvida directamente -no llegué a decidir si votar o no- pedir el voto por correo...

Eso me hace pensar muchas cosas...

Franziska said...

Yo les agradecería que, a mi casa, en vez de enviarme sus papeletas ---como si pensaran que, cuando vayamos a votar, estuvieran ya agotadas- me enviaran sus compromisos para que yo pudiera ver si eran gentes de fiar y si cumplían lo prometido. ¡Menos displays de los protagonistas con la sonrisa bobalicona! Pero ¿qué se creen? A quién hay que votar, ¿a los más guapos? Pues entonces, que se presenten otros. Yo no los encuentro nada atractivos. Lo que necesita este país son cabezas bien amuebladas -aunque estén calvas- y hombres honrados y dispuestos a "limpiar de chanchullos y corrupción" a todo el que se pringue...

contraportada.wordpress.com said...

Yo sé de un sitio donde se agotaron las del PP... a las 12 de la mañana...


Aunque supongo que repondrían...


Pat.