Friday, May 04, 2007

¡SIEMPRE A TOPE!

Era tan evidente que debía exprimir la vida, gozarla hasta sus últimas consecuencias, que sólo después de muerto supo apreciar las virtudes de la quietud.

P.S. Adaptación libérrima del poema de Jaime Gil de Biedma:

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

6 comments:

Nosequé said...

Entonces...

Mejor hacerlo con estilo!

Patrice said...

Bueno... hay más detalles en el argumento... ¿no?

burbano said...

Ay, qué deprimente me suena. No es el único argumento, aunque sí el único final de la obra. Lo que cuenta es llegar a ese desenlace satisfecho y en paz, con los demás y consigo mismo.

tu hermano said...

SIEMPRE A TOPE VICENTIN! SIEMPRE A TOPEEE

Viuda fallecida de Chejov said...

Bravo, Bravo.

Franziska said...

Es una de las mejores cosas del autor. El autor eligió un camino muy difícil: en los tiempos que le tocó vivir, era terrible ser homosexual. Era un apestado social.